Volver a la lista

Un jardín siempre verde, ¡Sin mantenimiento!

¡Se acabó cortar el césped! ¿Estás cansado de tu viejo jardín y tu césped amarillento, con más hierbajos que brotes verdes y tiernos? Pues corta por lo sano y pásete al césped artificial.

Más auténtico que el de verdad

Se parece al césped (Zurich, Landeck, Copenhague), huele como el césped (Fragancia), tiene el tacto del césped... pero no es césped. O sí, pero artificial. Sin embargo, nadie lo diría.

El césped del jardín nos ofrece una magnífica ocasión para reorganizar todo el espacio.  Desplegando el césped artificial, conseguiremos un espacio tan confortable en verano como en invierno. Olvídate por fin de ensuciarte los zapatos y empieza a disfrutar de un verde sin fecha de caducidad.

¿Y por qué no en la azotea o en el salón? Un divertido rincón enmoquetado que hará las delicias de tus invitados (siempre que vayan descalzos) y también de tu mascota, aunque esperemos que no tanto.

Verde, confort y tranquilidad son las palabras que mejor definen esta naturaleza artificial.

  • Un jardín siempre verde, ¡Sin mantenimiento!

    Para la instalación, ponemos en tus manos todos los accesorios que necesitas: fieltros, cintas adhesivas, cola, grapas de fijación, etc.
    Recomendamos colocar una malla antihierbas antes de instalar el césped Nortene.

    Deja que el verde inunde tu vida: no te arrepentirás.

?>