Volver a la lista

  • 22
    oct.
    Cultivar / por : Raquel

    COMPOST: COMO HACERLO EN CASA

    COMPOST: COMO HACERLO EN CASA

    #ECONORTY - SÚMATE AL MOVIMIENTO DE LAS 3R

    Reducir, Reciclar y Reutilizar: son las llamadas 3 “R” que dan nombre al movimiento ecologista ideado por el Gobierno de Japón con el objetivo de construir una sociedad concienciada con el medio ambiente.

    Se estima que cada persona genera al día 1 kg de residuos, muchos de los cuales pueden ser reutilizados y reciclados en nuestro espacio exterior. ¿Cómo? Haciendo tu propio compost natural. De esta forma, no solo cuidarás del planeta, sino que también lo notarás en tu bolsillo ya que reducirás considerablemente la cantidad de residuos que generarás en casa.

     

    ¿Qué es el compost?

    El compost no es otra cosa que un abono con nutrientes de origen 100% natural. El hecho de estar compuesto por materiales orgánicos solo aporta que beneficios al suelo donde crecen tus plantas y hortalizas: es altamente nutritivoreduce la demanda de agua, evita el crecimiento de malas hierbas, aumenta la resistencia a las plagas y lo más importante:  su composición es 0 contaminante, con lo que estamos mejorando la salud de nuestras plantas y nuestro planeta.

    ¿Qué necesitarás para hacer tu propio compost?

    Preparar tu propio compost es muy sencillo: sólo necesitarás un compostador, desechos de tu jardín o cocina, un aireador y mucha hidratación.

     

    • El compostador:

    Se trata de un recipiente cerrado, ideado para garantizar un óptimo proceso de compostaje: evita la entrada del agua de lluvia, manteniene las temperaturas en el interior y elimina los posibles malos olores. Encontrarás una enorme variedad en el mercado normalmente de madera o de plástico, con tamaños y opciones aptas para todo tipo de espacios.

    Es muy importante elegir una buena ubicación para tu compostador: lo ideal es buscarle un lugar sombreado ya que evitarás que los restos se deshidraten demasiado en verano y mantendrás la humedad en invierno. Colócalo directamente sobre la tierra: ayudarás a que los microorganismos participen en el proceso de compostaje. Por último, asegúrate de que haya un buen drenaje y que no acumule agua en la base del compostador.  

     

     

    • Tu receta para un compost perfecto: 

    Ahora bien, no todos los restos orgánicos son aptos para generar un compost ideal: utiliza los restos de césped, hojas, paja, restos de plantas secas o madera, así como fruta, posos de café o cáscaras de huevo. Evita añadir semillas o cereales, cáscaras de frutos secos, restos de plantas tratadas con químicos o excrementos de nuestras mascotas ya que dada su composición estropearían la calidad de tu compost.

     

     

    ¿Cómo compostar?

    Una vez colocado, ha llegado el momento de empezar a compostar: coloca en la base de tu recipiente una capa de 10 cm de ramas, paja o poda para asegurar una buena aireación y drenaje. Coloca encima una mezcla de materiales secos (paja, hojas secas...) necesarios para producir carbono, por dos de verdes (césped, malas hierbas, cáscaras de fruta y verduras…), encargados de producir nitrógeno. Esta mezcla, sumada a una buena hidratación proporcionará a tus plantas la dosis perfecta de nutrientes.

    No olvides remover bien cada vez que aportes algo de materia al compostador: le aportarás ventilación y ayudarás a que la humedad se distribuya homogéneamente por todo el compostador.

     

    ¿Cuándo estará listo mi compost?

    El proceso de compostaje es bastante largo, normalmente de unos seis a ocho meses. Sabrás que el proceso ha terminado cuando veas que los restos vegetales se han transformado en una materia de color negro o marrón muy oscuro, con un aroma muy agradable que recuerda a bosque. Para asegurarte, coge un puñado y apriétalo en tu mano: tienes que notarla fría y fresca (que no húmeda). Si no te quedan restos pegados en la mano, ¡tu compost está listo para ser utilizado!

Archivos

?>