Volver a la lista

  • 24
    sept.
    Acondicionar / por : Raquel

    GUIA BÁSICA DE PODA: Corta por lo sano

    GUIA BÁSICA DE PODA: Corta por lo sano

    #NORTYPEDIA
    Los días se acortan, la luz se vuelve más tenue y nuestros espacios exteriores empiezan a cambiar poco a poco de los intensos colores vivos a los cálidos tonos anaranjados y terrosos. No es momento de despedidas ni de cerrar la puerta del jardín. ¡Al contrario! Toca dedicarle un poco de tiempo para mantenerlo y prepararlo para los meses más fríos: a cambio, te regalará días de invierno deliciosos y una nueva primavera de escándalo.

     

     

    LA IMPORTANCIA DE LA PODA:

    Podar. Un verbo imprescindible para nuestro espacio exterior. A pesar de ser una de las tareas que debemos llevar a cabo de forma regular, tras el verano muchas plantas acaban con partes marchitadas a causa del calor y de la llegada del frío. Por eso, en otoño toca cortar por lo sano.

    Una buena poda es como un tratamiento intensivo anti-edad: fortalece la estructura de nuestras plantas haciéndolas más resistentes a plagas y enfermedades, estimula la producción de savia (que se refleja en nuevas hojas y flores) y las libera de ramas viejas que les restan energía rejuveneciéndolas, dándoles una nueva vida. 

     

     

    COMO PODAR CORRECTAMENTE:

    A pesar de no ser una tarea complicada, sí que es importante ser precisos con los cortes: deben ser limpios y de una sola vez, sin girar las tijeras, aplastar o desgarrar la rama. Piensa que el tipo de corte determinará la cicatrización de la rama.

    El corte tiene que ser oblicuo, con una inclinación suficiente para que la savia gotee y el agua de la lluvia pueda resbalar sin acumular humedad. Y la pregunta del millón: ¿Dónde realizar el corte? Muy fácil, ni muy pegado al tronco ni demasiado alejado. Precisamente en el punto de unión con la rama madre o en la intersección de dos ramas, donde verás que se forma una “Y”.

     

    KIT BÁSICO DE PODA:

    Necesitarás limpiar, podar y desbrozar. Recuerda siempre apostar por productos de calidad, no solo funcionarán mejor, sino que te servirán durante muchísimo tiempo.

    • Tijeras de poda: No es lo mismo podar una hortensia que un Tilo o un seto ornamental, por eso existen tijeras de distintas dimensiones que te ayudarán a dar forma y podar ramas de todos los tamaños. Las encontrarás manuales y también eléctricas que facilitarán muchísimo tu trabajo. ¡Ojo! Fíjate que se adapten bien al tamaño de tu mano, es básico para trabajar cómodamente y con seguridad.
    • Palas: una con punta para hacer agujeros y una plana para cargar tierra.
    • Gubia: para eliminar malas hierbas. Nos encanta ésta de Black + Decker Home.
    • Rastrillo: Busca los flexibles, se adaptan a la superficie y no la dañan.
    • Cubo multiusos: imprescindible para recoger ramas, hojas secas y otros restos de poda. Busca aquellos que son plegables como Pop Up Bag para que una vez recogidos ocupen el menor sitio posible. Recuerda no tirar ninguno de estos desechos ya que te servirán para realizar compostaje y mulching.

     

    TIPOS DE PODA:

    Para podar correctamente, debemos conocer bien los pasos a seguir con cada tipo de planta, ya que una mala poda podría llegar a afectar seriamente en su crecimiento. Existen distintas variedades de poda, aunque las más comunes (y sencillas de llevar a cabo) son las siguientes:

    • ​Poda de formación: si tienes arbustos o árboles ornamentales a los que quieres dar una forma en particular, ésta es tu poda. Solo debes dar forma y recortar a medida que veas que las ramas sobresalen de ella.
    • Pinzamientos: Son aquellos cortes que se realizan para rebajar el volumen de la planta. Normalmente deberás hacer los cortes contando 5-10 cm a partir del brote.
    • Poda de mantenimiento: Este tipo de poda consiste en eliminar ramas secas y rotas de los árboles. Esta poda es imprescindible para evitar que esas ramas secas resten energía a la planta o causen cualquier daño en tu jardín.
    • Poda de fructificación: Específico para los árboles frutales. El objetivo es equilibrar el número de flores y de frutos que de tu árbol.
    • Poda de rejuvenecimiento: Si has ido atrasando la poda y alguna de tus plantas se ha vuelto loca creciendo deberás reducir las ramas secas y entrecruzadas, eliminando las más envejecidas y debilitadas.

     

    MEJOR ÉPOCA PARA REALIZAR LA PODA:

    Sí, los trabajos de poda deben realizarse durante todo el año, pero es cierto que muchos de nuestros árboles y arbustos prefieren ser podados durante los meses de invierno. Es la época en la que pierden las hojas, hay menor actividad polinizadora y las heridas que podamos generarles con la poda cicatrizarán rápidamente con la llegada de la primavera. Como cada tipo de planta necesita un tipo de poda específico en un determinado momento, hemos preparado este calendario anual de poda que te resultará súper práctico para llevar al día el look de tus plantas. ¡Manos a la tijera!

Archivos

?>